Cómo evitar que tus días de trabajo te impidan disfrutar la vida

¿Te has levantado alguna vez con la sensación de querer hacer algo, algo que sabes que te hará sentir lo que es disfrutar la vida al máximo, pero tu conciencia no te deja hacerlo por una razón que en ese momento te parece mucho más importante?

Yo he tenido esta sensación varias veces en las últimas semanas y no quiero volver a tenerla.

Te lo voy a explicar un poco mejor porque la historia tiene su miga.

Quiero disfrutar la vida, ¿lo estoy haciendo?

Ésta es una pregunta que me hice ayer y la respuestas que encontré no me acabó de gustar.

¿Qué me ha pasado estos días?

Se ha dado la circunstancia de que este invierno ha sido muy malo para el surf en el Mediterráneo, por lo que he podido entrar bien pocas veces al agua.

Hasta aquí todo normal, no tengo el poder de controlar el tiempo y, como para hacer surf dependemos de las condiciones climatológicas para que se generen olas, pues no me queda otra que tener paciencia y esperar a que estas condiciones se den.

¿Cuál ha sido el problema?

Ha ido pasando tanto tiempo entre sesión y sesión de surf que me he ido centrando en mi proyecto y olvidándome del porqué de mi proyecto.

De repente han llegado días de olas, no demasiado buenos pero lo suficiente como para no pensármelo y meterme en el agua... y el problema es que yo me lo pensé...

Levantarme a primera hora, mirar las previsiones y webcams y ver que hay movimiento en el agua debería ser la única señal necesaria para coger los trastos e irme corriendo a la playa pero, en los últimos días, me he planteado entre 10 y 500 veces si lo hacía o si me quedaba trabajando para avanzar con mi proyecto.

Mi problema es que varios de esos días me he quedado en casa o en la oficina trabajando, dejando pasar algunas de las pocas sesiones de olas que estamos teniendo por aquí este invierno.

Pues bien, esto me pasó hasta ayer... Ayer no me salió de los cojones seguir con esa mentalidad.

Me vi dudando por enésima vez si ir o no ir al agua y de repente, por fin, me pregunté: ¡¿pero soy gilipollas o qué pasa conmigo?!

¿Cuál es el objetivo de Surfea tu Vida?

El objetivo final de mi blog es llegar a conseguir ser libre y vivir tal y como yo quiera.

Como frase está muy bien, ser libre, poder decidir, disfrutar la vida y tal pero no pensemos en conseguirlo a largo plazo, vamos a lo práctico, a lo inmediato: ¿qué quiero? ¿qué me hace feliz?

¡¡¡Surfear!!!

Vaya vaya, así que quiero surfear pero decido trabajar muy duro en mi blog para conseguir surfear cuando yo quiera en un futuro... Menuda paradoja. Como puedes ver, mi razonamiento no tenía mucho sentido.

Por eso he decidido abrir los ojos, coger perspectiva y volver a los orígenes de mi proyecto.

Ha sido importante recordar lo que quiero conseguir con mi blog y reformular las metas a largo plazo para que la rutina y el trabajo diario no me hagan perder de vista el camino marcado.

Que un árbol no te impida ver el bosque

No soy muy de refranes pero ésto es precisamente lo que me ha pasado a mi. Me he centrado en un solo árbol, un árbol grande e importante pero, en definitiva, un árbol que no me ha dejado ver el bosque.

Centrado en hacer crecer mi blog he perdido de vista la razón de mi proyecto que no es otra que tener la libertad para decidir cuándo trabajar y cuándo disfrutar. Y si, caí en la trampa de no darme cuenta de que se puede hacer a la vez, que mi proyecto está pensado para hacerlo a la vez.

Hay que procurar tener siempre bien presente el porqué de las cosas, la razón por la que estás haciendo lo que estás haciendo. Sin esa razón, todo lo demás pierde sentido. Tenlo siempre bien presente y no lo pierdas de vista.

Tal y como has podido ver con lo que me ha sucedido a mi, es muy fácil dispersarse y perder de vista estos objetivos. Sin darte cuenta puedes estar actuando de manera totalmente diferente y yendo en contra de tus objetivos por lo que no hay que perder el foco y plantaerse siempre el porque de cada acción.

Yo he recapacitado y he tomado una decisión, mis días de oficina van a cambiar.

Pasando a la acción

Cómo mi memoria es horrible y no quiero que vuelva a sucederme lo mismo otra vez, he creado un método revolucionario para no olvidar mis objetivos y tenerlos siempre presentes. Voy a compartirlo contigo, eres un jodido privilegiado.

Imprímete una hoja bien grande con estos 3 o 4 objetivos básicos que quieres conseguir con tu proyecto y cuélgalos en la pared de enfrente de donde trabajes, delante de tus morros, para no olvidarlos nunca y tenerlos siempre bien presentes.

¿Qué, has flipado eh? Vaya método más innovador, ¿eh? 😛 Lo reconozco, no me lo he currado mucho pero ¡funciona!

No sé tu pero yo si que voy a hacerlo y cuando me entren dudas sobre si disfrutar o no del momento, levantaré la vista y las duda se acabarán bien rápido. ¡Al agua!

Busca tus porqués para disfrutar la vida al máximo

A base de perder el foco, he entendido la importancia tener una razón, un porqué para hacerlo todo. El cómo hacerlo o el qué hacer no es tan importante como el por qué.

Si no sabes porqué quieres dedicarte a algo, porqué quieres estudiar una carrera, porqué quieres comprar algo o porqué quieres emprender, estarás dejándote llevar sin pensar y eso es peligroso, porque es un camino fácil que te seduce y se instala en tu vida.

El camino fácil no suele ser el mejor, simplemente es el más cómodo. Que no te seduzca el lado oscuro, piensa y plantéatelo todo. Ésa es la mejor manera de ser libre y disfrutar la vida como tu quieres, no como quieren los demás.

Tus razones tienen que ser la base de tu proyecto, el núcleo sobre el que pivoten todas las decisiones.

Si ese núcleo es fuerte y está bien consolidado, tu proyecto no se desviará y crecerá al mismo ritmo que tu, ampliando las posibilidades de conseguir lo que tu aspiras a conseguir.

Rebuscando y reencontrando mi camino

Paradójicamente, en mi afán por conseguir mis objetivos a largo plazo me he metido presión para llegar ellos más deprisa de lo que debería.

El poder llegar a vivir de mi blog y mis proyectos para poder tener libertad para viajar y surfear siempre que quiera, me ha llevado a no disfrutar del día a día, metiéndome cada vez más y más en mi proyecto.

Por eso puedo decir que me he equivocado con mi enfoque, mis objetivos me han alejado de mis objetivos.

Para ser más concreto, mis objetivos a largo plazo se han cruzado con mis objetivos a corto plazo. Llegar a tener libertad para disfrutar la vida no debe se incompatible con disfrutar del camino, de cada día, hay tiempo para todo.

Este cruce ha sido otro de los muchos errores que he cometido con mi proyecto y menos mal que me he dado cuenta.

Querer crecer está bien pero cuando llegas a trabajar tanto que te agobias y dejas de disfrutar, empieza a perder el sentido.

Los culpables de esta situación no son los objetivos, el culpable he sido yo que he perdido un poco la perspectiva centrándome más en los resultados que en el camino recorrido.

¡Hay que disfrutar más del camino!

Mi dia ideal en la oficina

Después de reflexionar y replantearme varias cosas he tomado algunas decisiones, he cogido distancia y he decidido ver la estrategia de mi proyecto con un poco más de perspectiva.

He pensado que:

  1. Voy a volver a los orígenes
  2. Voy a volver a enfocar mis estrategias alineándolas con mis objetivos
  3. Voy a redescubrir el porqué de mi proyecto y no lo volveré a olvidar
  4. Voy a frenar el ritmo: priorizar mejor y aumentar la calidad

A partir de hoy, mi día ideal en la oficina será madrugar para ir a la playa, coger unas cuantas olas, salir del agua, una ducha y a trabajar un rato para poder seguir haciendo lo mismo todos los días de mi vida 😛

En caso que no haya olas, que será la gran mayoría de los días, avanzaré con mi proyecto planificando y priorizando las estrategias que me den mejor resultado y sin volverme loco por querer hacerlo todo, lo importante, lo urgente y lo no importante, el mismo día.

El trabajo es importante si, pero disfrutar de él aún lo es más.

Mi surf-consejo del día: Frena, piensa y actúa

Te propongo que hagas como yo:

  1. Frena: Pisa el freno por un momento y analiza si el ritmo al que va tu proyecto es el ritmo al que tú quieres ir y con el que estás cómodo.
  2. Piensa: Piensa en tu proyecto y en los objetivos que quieres conseguir con él. ¿Vas por el buen camino? ¿No te has desviado? Los objetivos no deben ser solo económicos sino que también deben ser objetivos de vida. Si todo está alineado perfecto, sino replantéalo y mejora tus estrategias.
  3. Actúa: Pon en marcha tus nuevas estrategias, haz que tu día en la oficina sea el ideal para conseguir lo que te has propuesto.

Con esto tu proyecto irá viento en popa y tu disfrutarás de cada día que trabajes en él.

Ya te he contado mis problemas con la rutina laboral pero y tu:

¿Has sentido alguna vez que la rutina te ha invadido y has perdido tus objetivos de vista?

¿Te has dejado llevar por la incercia de tu proyecto y te has desviado de tu camino?

Cuéntame cómo lo has solucionado y comparte en Facebook el artículo si te ha gustado!

¿Quieres tener tu propio negocio online?

Te enseño los pasos para que aprendas a validarlo con éxito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Surfea tu Vida te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Lloret Cerezo (Surfea tu Vida) como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. No se comunicarán estos datos a terceros. Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Surfea tu Vida) fuera de la UE en EEUU y acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Webempresa.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios tiene como consecuencia no poder atender tu solicitud. Podrás ejercer tu derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición al tratamiento de tus datos personales, en los términos y en las condiciones previstos en la LOPD dirigiéndote a la dirección de correo electrónico victor@surfeatuvida.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://www.surfeatuvida.com/, así como consultar mi política de privacidad. Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 comments on “Cómo evitar que tus días de trabajo te impidan disfrutar la vida”

  1. Buenas Víctor,

    tengo que confesarlo: soy un workaholic. Me encanta trabajar y pocas veces percibo el trabajo como algo negativo. De hecho puedo soportar mucha carga de trabajo sin problema alguno y lograr terminar con todas las tareas propuestas. Sin embargo, siempre hay algo que nunca puedo recuperar: mi tiempo.

    Hace poco empecé a contemplar la vida desde la óptica tiempo y logré abrir los ojos. El tiempo es algo que nunca se puede volver a recuperar y, si bien dedico mi tiempo a una tarea que me gusta (trabajar), opino que la vida es demasiado amplia para dedicar tu tiempo únicamente a ello. Hace falta explorar y moverte hacia nuevos lugares.

    Por esa razón a partir de entonces intento planificar el día en horas de trabajo. Establezco un número de horas en las que voy a trabajar y, una vez se cumplen ese período de tiempo, dejo de hacer lo que estoy haciendo, sea lo que sea. Me lo he propuesto como una obligación y lo sigo a rajatabla. A partir de ahí, el tiempo que me sobra lo dedico a realizar otras cosas que también están destinadas con mi misión en este mundo.

    Tengo la suerte de poder compaginar un trabajo que no considero trabajo con otras tareas que vienen a enriquecer y potenciar "quién" soy en el mundo y "qué" hago en él. Eso sí, todo desde el equilibrio 😉

    1. Si tienes un curro que no consideras trabajo ya tienes mucho ganado!! 😀

      De todas maneras y como dices hay que valorar el tiempo y mucho. Yo estoy empezando a hacerlo y la verdad que cambia tu perspectiva. La vida es más que trabajar 😀

      Un abrazo

  2. Sí Víctor, lo mismo me pasa CONSTANTEMENTE. Soy un poco obsesivo así que tiendo a sumergirme en mis proyectos y olvidar el resto de mi vida. Cuando pasa un tiempo, me doy cuenta que vivir así no me hace feliz y que no tiene sentido hacerlo a menos que aprenda a disfrutar del camino y mantener el equilibrio con otras facetas de mi vida. Y para disfrutar del camino hace falta relajarse un poco y permitirse ciertos placeres
    Por suerte, con el tiempo voy mejorando en este aspecto y pongo el freno cada vez más rápido. Cuando me pasa me pregunto ¿realmente es tan importante este proyecto? ¿Y que hay de lo otro que estoy dejando de lado, es decir, el resto de mi vida? Entonces despierto y salgo de mi propia burbuja. En cualquier caso, todas las estrategias que comentas en el artículo me parecen también muy útiles...Y muchas gracias por compartirlas y sincerarte con tus lectores. ¡Veo que estoy sólo y que también soy humano! 🙂 ¡Un abrazo!

    1. Por supuesto que no estás solo, muchos nos perdemos en esto. Hay que enfocar y saber porque se hacen las cosas y no olvidarlo.

      El ritmo de vida te puede "obligar" a ello pero entonces hay que pensar en frenar un poco.

      Los proyectos están bien pero si no disfrutas pierden bastante el sentido.

      Un abrazo!!

  3. Hola Victor,

    Muy bueno el post, si tu pasión es el surf, porqué no te planteas ir a vivir a a un lugar donde salgan olas todo el año, o ir viajando por diferentes lugares cogiendo olas "top"...
    Para poner un ejemplo, Antonio G tiene un objetivo claro, Viajar sin fecha de regreso...
    Tu lo tienes claro, coger olas por la mañana, y luego lleno de energía y motivación dedicarte a tu misión, pero al no poder hacerlo diariamente, te vas desconectando.

    y a tu pregunta ¿Has sentido alguna vez que la rutina te ha invadido y has perdido tus objetivos de vista?
    Lo siento a cada segundo!!!Mi rutina de trabajar de programador a tiempo completo, no me deja a penas tiempo libre, y ese poco tiempo libre, estas cansado y desenfocado.
    Para solucionarlo, he decidido leventarme muy temprano, sobre las 5:00 para poder tener mis mejores horas para mí, para leer, escribir, aprender... etc..., y el super truco tuyo de poner una hoja con tus metas, lo he puesto en la pantalla de bloqueo del móvil, así este donde esté, siempre me recuerda cual es mi meta.

    Muchas gracias Victor.

    PD: He visto que hay en proyecto en la Monumental de Barcelona pretenden, hacer una piscina de olas!!!!!!!! Te imaginas hacer surf en una plaza de toros??? jajaja

    1. Hola David! Pues mi pasión es el surf y viajar y por eso mi objetivo es hacer rodar este proyecto para poder irme a viajar una larga temporada, ¿1 año? y poder hacer ambas cosas a la vez que voy ganando dinero para financiarlo.

      Con el tiempo si puedo tener la libertad de hacer retiros de este tipo durante unos cuantos meses al año ya sería bastante feliz 😀

      Yo también era programador y hasta que no dejé de trabajar para terceros y aposté por mi proyecto no empecé a meterle energía a lo que realmente quería. El trabajo de programador desgasta mucho mentalmente y es normal que acabes rebentado.

      Muy buena idea lo de hacer tus cosas a primera hora, cuando eres más productivo y me apunto lo de la pantalla del móvil!! me gusta jajaja

      No había visto lo de la Monumental, a ver que tal va pero me huele a que es complicado que salga adelante. Al menos se daría un buen uso a la plaza y no como antes...

      Un abrazo

  4. Ahí está la clave, un trabajo que te gusta no es un trabajo, el problema viene cuando lo que haces por gusto se convierte en una rutina agotadora, esto al final acabará por que odies lo que has empezado con tanta ilusión.

    Tip: marca un objetivo en tu proyecto, todo tiene un para qué, un por qué... 😉

    Buena reflexión Víctor!

    1. Hola Alejandro,

      incluso aunque te encante y te apasione el centrarse solo en eso hará que te sientas perdido, hay que saber donde se quiere llegar y no desviarse por el camino.

      Gracias !!! Un abrazo

  5. Hola Victor.
    Uno de los principales problemas de los emprendedores es que el trabajo nunca acaba. Siempre hay algo que hacer.
    Y a veces, si no estas trabajando, te sientes mal.
    Incluso a mi me pasa a menudo que, cuando paro de trabajar, la mente no para de dar vueltas pensando en qué puedes mejorar o cómo hacer las cosas del próximo día. En definitiva no puedes desconectar.
    Coincido totalmente contigo en que hay que disfrutar del camino, porque la vida es camino, y siempre habrá uba meta que alcanzar, por eso, hay que saber compaginar trabajo y diversión cada día.

    1. A mi también me pasa como a ti, cuando no estoy trabajando suelo pensar en cosas de mi proyecto.

      Hay que aprender a desconectar, yo ya estoy en ello 😀

      Un abrazo!

  6. Tengo que decir que lo has clavado con este post!

    Es un sentimiento que he sentido en más de un momento en el proceso de "redirigir" mi vida. Dejas tu trabajo y te lanzas a emprender para vivir la vida que quieres, y un día te das cuenta de que estás olvidando (como bien dices) tus orígenes y tu motivación principal para cambiar de vida. Te pasas el día delante del ordenador dejando pasar los días de sol ( o de olas en este caso).

    Muy buena reflexión! Gracias Victor 🙂

    1. Que alegría verte por aquí Bea! Muchas gracias!

      Trabajar con el ordenador en tu propio proyecto es muy peligroso porque te hace olvidar muchas cosas, es fácil distraerse y equivocarse de camino.

      Hay que tener la mente bien despejada y no estresarse, la vida está para disfrutarla y tu ya sabes que no podemos dejar pasar demasiados días de olas porque luego no vuelven 😀

      Me alegra que te haya gustado el artículo.

      Un abrazo!!

  7. Hola Victor!

    Que gran reflexion tio.

    Puede que esté en una situación algo parecida. Estoy trabajando muchas horas en mi proyecto y hay veces que practicamente no hago otra cosa en el dia... Definitivamente eso no es bueno. No es el camino. Las ganas de querer progresar nos ciega algunas veces.

    He llegado a sentir la necesidad de parar, salir a hacer deporte, desconectar de eso que tanto me gusta... Pero en su cierta dosis. Todo debe de ir en su cierta dosis.

    Gran reflexión! Me ha venido muy bien oírla de otro blogger. Sobretodo alguién con el que me puedo identificar muuucho! 🙂

    Un abrazo y sigue así crack!

    Tony

    1. Hola Tony, me alegro mucho que te haya servido 😀

      La verdad es que, sobretodo al principio, un blog consume mucho tiempo y nos hace perder de vista aquello que queremos porque nos gusta hacer lo que hacemos.

      Pero a veces hay que pararse porque eso puede llegar a que nos agobiemos y a que pasemos a aborrecer lo que ahora tanto nos gusta.

      Como dices, todo tiene su cierta dosis, démonos tiempo para desconectar y si se va un poco más despacio pues tampoco pasa nada 😛

      Un abrazo y gracias!!

  8. Gracias y mil gracias por este post. A parte de sentirme totalmente identificada con lo que te pasa me alegro muchísimo de que alguien lo ponga sobre la mesa. Últimamente sólo leo cosas que dicen lo contrario y que hacen que conseguir los objetivos del largo plazo implique hipotecar el corto plazo. ¡Y lo estupendo que es poder hacerlo sin renunciar al presente!

    Un saludo,

    Pepa

    1. Hola Pepa, me alegro muchísimo que te haya gustado el post. La verdad es esa, hay que disfrutar del momento sin olvidar los objetivos.

      Cada cosa a su tiempo y si se tarda un pelín más en llegar para disfrutar así del camino pues perfecto! 😀

      Gracias por el comentario!

      Un saludo!

  9. Hola Victor!

    Me ha gustado mucho este post, me he sentido identificado ya que también he experimentado la misma situación, iniciar un proyecto para lograr ser más feliz y mas libre pero sin embargo hay a veces que todo lo que quiero hacer me ha llegado a causar ansiedad de querer hacerlo todo muy rápido y notar la presión del paso del tiempo en vez de disfrutar el camino haciendo lo que me gusta. Como bien decías "mis objetivos me han alejado de mis objetivos.. ".

    Hace poco tomé la decisión de venir a vivir a Baleares, para encontrar un trabajo que me permitiera ahorrar lo suficiente como para poder hacer el tan ansiado "gap year". He tomado esta decisión para lograr uno de los objetivos, sin embargo me estaba dando cuenta que me estaba encerrando en mi mismo, que no estaba viviendo el aquí y ahora, ni haciendo lo que me gusta. Todo el día dándole vueltas en mi cabeza a todas las posibles alternativas, en vez de implicarme al 100% por alcanzar el objetivo y vivir el día, estaba disperso y eso me estaba afectando.
    Me estaba limitando a mi persona, afectando a mis relaciones sociales, a mi estado de ánimo y por consecuencia a la hora de encontrar un buen trabajo. Y si analizo tengo una situación privilegiada y es que tengo total libertad de poder estar hoy en un sitio, y al día siguiente en otro. No tengo nada que me ate, cosa que muy pocas personas podrían decir lo mismo.

    Sin embargo me estaba olvidando de disfrutar del momento, y el propósito de todo esto.

    Gracias por recordármelo, porque a veces aunque uno sabe lo que le pasa y la solución no es capaz de tomar medidas con determinación para solucionarlo y tu mismo te encierras en un bucle sin salida sin motivo aparente.

    Voy a cambiar el chip.

    Todo es cuestión de actitud. Disfrutemos del camino y de la vida.

    1. Hola David,

      me alegro que te haya servido para replantearte un poco tu momento actual y encontrar respuestas.

      El objetivo a largo plazo está muy bien pero siempre que puedas llegar a él sin agobios y disfrutando el presente.

      Un abrazo y nos vamos viendo por aquí 😉

Surfea tu vida con tu Negocio online

Vamos a darle vida a tu web

Soy tu diseñador web freelance de confianza, estoy especializado en WordPress y en Negocios online así que puedo ayudarte a crear la web de tus sueños para tu proyecto. 
¡Contáctame y hablamos!
QUIERO TRABAJAR CONTIGO

Sígueme la pista

Copyright © 2019 · Surfea tu Vida
Contenido a cargo de Victor Lloret. Todos los derechos reservados.

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram