Diferenciarse o morir: el síndrome de Solomon y por qué diferenciarte de la competencia

Si alguna vez te has planteado emprender un negocio, ya sea online o no, seguro que te has planteado cómo diferenciarte de la competencia. Es un planteamiento genial ya que esto demuestra que sabes que la clave es ofrecer algo que interese, ya que asumes que hay competencia y que además algo que destaque, algo diferente. Si tienes esto en mente es que empiezas por el buen camino.

La diferenciación, eso que los gurús de Internet animan a buscar, no es un objetivo tan preciado por todos en la vida real. ¿Que por qué digo esto? Pues porque he recordado un experimento que descubrí hace algún tiempo y que voy a compartir contigo. ¿Conoces el síndrome de Solomon? Es muy probable que no hayas oído hablar de él. Antes de que te cuente de qué se trata, quiero que te hagas una pregunta, ¿crees que eres totalmente libre para tomar todas las decisiones siguiendo tu propio criterio?

Seguro que creerás que si, y es probable que estés en lo cierto pero, igual después de leer este artículo cambias de opinión.

El síndrome de Solomon

Se le denomina así por el psicólogo estadounidense Solomon Asch. En 1951 realizó un experimento muy interesante en una escuela en el que se hacía pasar por oculista. La excusa para conseguir voluntarios para ese experimento, era la de realizar un estudio de la visión. Para el ejercicio, Asch utilizó a 7 alumnos que ya sabían como se debían comportar, y a un octavo que participaba como voluntario y no tenía ni idea de que realmente solo se le estaba evaluando a él.

El experimento consistía en mostrar a los alumnos el dibujo de 4 lineas, una linea vertical, que era la que se tomaba como referencia, y a su lado tres lineas verticales más. Estas 3 lineas eran de diferentes longitudes y estaban situadas a la misma altura. De éstas, una era exactamente igual a la primera y las otras dos tenían un tamaño distinto. Era muy evidente y apreciable que linea era igual y qué lineas eran diferentes, era casi imposible equivocarse. Acto seguido pedía a los alumnos que identificaran cual de las lineas era igual a la primera.

Expérience_de_Solomon_Ash

El octavo alumno, el objeto del estudio, respondía el último, una vez ya había escuchado la opinión del resto de chicos. Se acordó con el resto de chicos que debían elegir respuestas erróneas. Todos elegían una de las lineas de tamaño diferente, casi todos la misma para crear un poco de confusión. ¿Qué linea elegiría la cobaya después de saber la respuesta de sus compañeros?

Se hicieron 18 repeticiones del mismo experimento para cada alumno estudiado. En cada repetición se cambiaba el orden de las lineas para ver si variaba la manera de decidir la respuesta en función de las respuestas previamente escuchadas de la mayoría.

¿Qué linea crees que habrías elegido tu? ¿Habrías mantenido tu criterio en las 18 veces que te plantearan la misma cuestión? ¿Cuáles crees que fueron los resultados del experimento?

Vamos a ver los resultados:

Un 75% de los alumnos evaluados variaron su criterio al menos una vez debido a la presión social de la mayoría. Más de un 33% de las respuestas fueron erróneas para coincidir con lo que dictaba la mayoría. Sólo un 25% fue fiel a lo que su criterio individual le decía.

Preguntados al finalizar el experimento, los 123 alumnos evaluados reconocieron que sabían qué respuesta era la correcta pero no lo habían dicho por miedo a fallar, a ser diferentes del resto o a quedar en evidencia.

¿Qué sacamos en claro?

Este experimento es muy interesante para ver el poder que tiene la presión social sobre nosotros. Que el índice de gente que se deje arrastrar por la mayoría sea tan grande, nos dice que hay una clara falta de autoestima y confianza y que se necesita la aprobación de los demás para vivir.

Este factor lo que hace es limitarnos ya que provoca un miedo a ser diferente, a destacar, a triunfar de manera diferente a la del resto de la sociedad.

Ser diferente es bueno, los diferentes son los que sobresalen y los que acaban triunfando. No te dejes arrastrar por la presión social y la mayoría, si tu tienes cosas diferentes que explicar o maneras diferentes de hacer las cosas, no tengas miedo de compartirlo con los demás. Exprésate libremente y verás como subes como la espuma.

Deja de ser una copia aburrida de la gran mayoría, be different my friend!

El síndrome de Solomon aplicado a un blog

Vamos a hablar de tu caso. Tu estás pensado montar un blog, o igual ya lo tienes. Ahora te toca decidir si quieres ser uno más, prácticamente abocado al fracaso, o bien te quieres diferenciar y buscar triunfar con él.

¿Por qué es tan importante la diferenciación? Porque te hace sobresalir, te hace destacar, te hace ser recordado y eso atrae. Atrae visitas, atrae lectores, atrae suscriptores, atrae clientes, atrae ventas, atrae oportunidades,...

Busca tu diferencia, con la que te sientas cómodo y haz que se vea y se note en tu blog.

Lo más importante de tu blog es que te guste, que hables de lo que quieres y que aportes un gran contenido pero, ¿de qué sirve todo eso si tu objetivo es ganarte la vida con él y no recibes visitas? Haz que sea memorable, que la gente te recuerde y quiera entrar a ver tus artículos. Todo eso lo conseguirás si no eres igual que el resto, si eres diferente serás el primero en quien piensen.

Diferenciarte de la competencia: solo hay una, diferenciarse o morir

Cuando estás empezando a veces cuesta saber como vas a diferenciarte de la competencia pero, como ya te he dicho antes, es algo que a la larga necesitas.

Si hay muchos blogs potentes en tu temática y tu hablas de lo mismo, con contenidos iguales, los productos parecidos, el mismo tono, el mismo enfoque, el mismo todo, la gente no te leerá a ti por tu cara bonita. Estás destinado a ser uno más. Es casi seguro que no podrás hacerte un hueco en ese mercado porque tu competencia te lleva ventaja, hace más tiempo que lo está trabajando.

¿Entonces cuál es el secreto para conseguir hacerte ese hueco? ¿En serio me lo preguntas? ¿No has estado leyendo con atención todo lo que te he estado explicando? Ahí va, una vez más, para poder tener éxito y triunfar debes ofrecer algo diferente, algo que provoque que te lean a ti en vez de a los demás. No hace falta que sea nada extraordinario sino algo que enganche y haga que te recuerden cuando quieran leer algo de tu temática en concreto.

Piensa, ¿da pereza eh? Pues que no te la dé porque es importante, es una decisión estratégica y que debes tomar tu. Nadie te va a decir que tienes tu que no tenga el resto, empieza a tomar decisiones. Solo te doy un consejo, esa diferenciación debe atraer a tu público, no espantarlo. No te equivoques por querer diferenciarte y acabe siendo peor el remedio que la enfermedad. La diferencia debe ser positiva para ti.

¿Cómo me he diferenciado yo?

En mi caso decidí dejar de seguir el camino que marca la sociedad y dejar de trabajar para un tercero para emprender la aventura de intentar vivir de mi blog. Con eso yo he marcado una diferencia, mi diferencia, igual la más importante de mi vida. Tomé mi decisión y eso es parte de mi historia, uno de los puntos que me hacen diferente. Mi historia es mía, nadie tiene la misma.

Esto se trata de tomar decisiones, no esperar a que todo venga dado sino ser protagonista y no dejar que elijan por ti. Yo decidí emprender online, luego decidí en qué quería emprender y luego elegí la temática sobre la que quería hablar y ayudar a la gente. Si me sigues ya sabrás que mi temática está relacionada con cómo emprender online, cómo cambiar de vida, ganar en libertad y al final cómo ser más feliz haciendo lo que realmente te gusta.

¿Te suena de algo mi temática? Lo temas están relacionados con mi historia, ¿no? La que te he dicho que es única porque es mía...

Hoy en día hay mucha gente en Internet hablando de estos temas, cada uno a su manera, pero es fácil caer en explicar lo mismo que el resto y de la misma forma. ¿Cual es mi diferencia? Mi diferencia soy yo, te explico las cosas a mi manera, cómo se las explicaría a un amigo mío. Hago coñas cuando tengo que hacerlas, me gusta pasármelo bien, y te cuento mi experiencia con los temas que trato de la manera más amena posible. Me interesa que veas que yo he hecho, estoy haciendo o me han pasado las cosas que te cuento, que mi historia es real y te la intento contar de manera que no te aburra demasiado (como otros blogs más serios que hay por ahí tratando temas parecidos). Si te lo pasas bien leyéndome, te ofrezco contenido de calidad y encima ves que muchas de las cosas las he hecho ya, las estoy haciendo o las tengo previsto hacer está claro que mi "oferta diferente" funciona.

Conclusión

El mensaje con el que quiero que te quedes después de este artículo es: deja de pensar en lo que digan, piensen y crean los demás y empieza a tomar decisiones según lo que tu creas. Probablemente, cuando empieces a tomar decisiones reales por ti mismo, estarás haciendo las cosas que te apetecen, que te gustan y que son diferentes a las que hace el resto. Solo tomando ésas decisiones vas a avanzar y a crecer. El que no toma decisiones sigue siempre igual, no se equivoca pero tampoco acierta, y acertar te abre una cantidad de posibilidades que no te imaginas. Posiblemente esas decisiones te lleven a sobresalir, a destacar, a ser diferente, y eso es genial, no lo temas, disfrútalo.

En tu blog, encuentra tu tono, tu linea editorial, tu manera de enfocar los temas. Al final tratarás los mismos temas que tu competencia pero eso es normal, dales otra visión, otro punto de vista, algo tuyo. Aporta algo diferente.

En este post yo podía haberte hablado del miedo al éxito o de diferenciarte de la competencia de la misma manera que lo hacen otros bloggers, pero no. Yo he recordado la historia del experimento de Solomon y me ha apetecido compartirla contigo porque creía que era una manera más gráfica y chocante de entender el miedo a ser diferente y la necesidad de la aceptación social. Creo que así se entiende mejor y a la vez, he podido ligarlo con el objetivo del artículo, la necesidad de ser diferente. Miedo a ser diferente VS necesidad de ser diferente, ¡suena potente eh! 😉

Anímate y encuentra qué te hace diferente, con eso ya puedes prepararte para tener un blog memorable.

Enlaces de interés

La envidia y el síndrome de Solomon
El estigma del Síndrome de Solomon

¿Y tu en qué eres diferente? Cuéntame tus impresiones sobre el experimento, ¿qué habrías respondido tu y por qué?

¿Quieres tener tu propio negocio online?

Te enseño los pasos para que aprendas a validarlo con éxito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Surfea tu Vida te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Lloret Cerezo (Surfea tu Vida) como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. No se comunicarán estos datos a terceros. Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Surfea tu Vida) fuera de la UE en EEUU y acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Webempresa.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios tiene como consecuencia no poder atender tu solicitud. Podrás ejercer tu derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición al tratamiento de tus datos personales, en los términos y en las condiciones previstos en la LOPD dirigiéndote a la dirección de correo electrónico victor@surfeatuvida.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://www.surfeatuvida.com/, así como consultar mi política de privacidad. Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 comments on “Diferenciarse o morir: el síndrome de Solomon y por qué diferenciarte de la competencia”

  1. Gran experimento y buena reflexión. Como bien dices, hay que ser uno mismo para que la opinión popular no afecte al crecimiento emocional y profesional, dos campos que deben estar sanos para influir positivamente en la búsqueda de la diferenciación.

    Buen post. Nos leemos!

    1. Gracias Oriol, como bien dices esas decisiones que tomas deben ser totalmente bajo tu criterio porque si lo haces condicionado puede hacer fracasar tu proyecto (y no solo tu proyecto)

      Muchas gracias por el comentario, un abrazooo!!

  2. Me ha parecido genial cómo has explicado el tema de ser diferente, valga la redundancia, de una manera tan diferente jajaja

    Nunca había escuchado de este experimento y no me extraña, con la cantidad de cosas que se hacen seguro me he perdido un millón de ellas o más 😀

    Te diría que lo mejor para ser diferente es tener claro lo que quieres y lo que no quieres. De esta manera dejarás de seguir al rebaño porque sabrás cuándo no es conveniente y cuándo lo haces porque realmente te gusta lo que ves y lo que hay en ese lugar o personas. No es sencillo, hay una línea muy delgada entre estar de acuerdo y ser un seguidor sin opinión propia 🙁

    Es lo que hay. Un abrazo guapo 🙂

    1. Me alegro que te haya gustado.
      Tienes razón en la delgada linea entre estar de acuerdo o dejarte arrastrar, a veces no es fácil anteponer lo que uno realmente piensa, pero es necesario planteárselo y hacerlo.

      Gracias por el comentario, un abrazo!! 🙂

  3. Genial Victor!

    Tu post me parece muy fresco y con información muy útil. Me encanta el tono en el que te expresas y que te hace "diferente".

    Gran decisión la tuya de intentar vivir de tu blog. Pienso que actualmente es una de las mejores formas de conseguir ganarte la vida disfrutando de lo que haces y siendo feliz.

    ¡Enhorabuena y sigue adelante con tu proyecto!

  4. Genial! Me ha encantado Víctor! Totalmente de acuerdo, aunque sinceramente a mi me cuesta pensar en cómo diferenciarme del resto; supongo que es cuestión de tiempo y práctica dar con tu propio toque personal...
    Tus palabras me resultan muy motivadoras, gracias!!
    Saludos!

    1. Cuesta, no es algo sencillo pero es el camino para que te recuerden. Puede ser con lo que ofrezcas, con como lo ofrezcas, eligiendo bien a quien se lo ofreces... La diferencia no solo es dar con un tema que no toque mucha gente sino también enfocarlo de manera diferente. Ánimo y paciencia, con práctica y tiempo como bien dices encontrarás tu diferencia. Pero no dejes de buscarla 😉

      Un saludo!!

  5. Hola Victor! Es muy importante para mí el tema del que hablas. Yo lo llamo encontrar tu esencia, eso que emana de ti en todo lo que haces pero que no escuchamos por miedo sobretodo a ser rechazado por la mayoría.
    Buen artículo para reflexionar 🙂
    Un abrazo!

  6. Jojojo. Cómo me gusta ver citado a Asch por aquí. La cantidad de cosas que se explican por la presión de la mayoría. Interesantísimo el artículo.

    ¡¡Como me gusta ver experimentos de psicología social aplicados al mundo real!!

    1. Me alegro que te haya gustado Jesús. Si que es interesante ver como ciertos comportamientos han sido estudiados y una vez ves el resultado puedes llegar a alucinar 😛

      Un saludo y gracias!

  7. Hola Victor!
    No conocía el síndrome de Solomon y sin embargo los resultados son chocantes, como siempre es más fácil y más cómodo dejarse llevar por la presión social que empezar a pensar por ti mismo y empezar a tomar tus decisiones; con sus consecuencias buenas o malas, si son malas siempre hay un aprendizaje para que no vuelva a pasar y esto siempre es positivo. Y si las consecuencias son buenas, entonces ya no hay quien nos pare, me encanta la fuerza de tus palabras.

    Un saludo!!

    1. Hola Diana, gracias por tu comentario. Sin dudas siempre es más cómodo dejarse llevar pero hay que empezar a decidir para ser libre del todo.

      Un abrazo!

  8. Hola Víctor. Tienes toda la razón en que es importante ser diferente, y necesario si queremos ser una autoridad en nuestro proyecto. Con el experimento yo no sé qué habría hecho, jejeje.
    Y quería decirte que aunque me tengo que acostar hace rato (es un poco tarde) con tus textos me atrapas de tal manera que sigo leyendo hasta el final y me engancho con otro tema. ¡¡¡Y me encanta!!!
    Seguiré mañana 😉

Surfea tu vida con tu Negocio online

Vamos a darle vida a tu web

Soy tu diseñador web freelance de confianza, estoy especializado en WordPress y en Negocios online así que puedo ayudarte a crear la web de tus sueños para tu proyecto. 
¡Contáctame y hablamos!
QUIERO TRABAJAR CONTIGO

Sígueme la pista

Copyright © 2019 · Surfea tu Vida
Contenido a cargo de Victor Lloret. Todos los derechos reservados.

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram