Cómo reinventarte y empezar de nuevo una vida con movimiento

Empezar de nuevo no es fácil pero a veces no hay otra opción y si uno quiere cambiar de vida para ser más feliz. Hoy te traigo un artículo de un invitado muy especial ya que es un lector habitual del blog y forma parte del equipo Surfea tu Vida 😛

Te presento a Sergio Delgado, un tío que se ha reinventado, ha empezado de nuevo y ha cambiado su vida a través del movimiento.

Sergio emigró de España como muchos otros jóvenes pero su destino fue algo más exótico, se fue a vivir a Bosnia para dar un giro de 360º a su vida, y lo ha conseguido.

¿Quieres saber más acerca de su historia y de cómo ha conseguido cambiar su vida para vivir como realmente quiere? No te lo pierdas. Te dejo con él:

Vivir con movimiento

Esto no es el típico post del cambio exprés ni de los consejos rápidos. No lo es porque voy a hablarte de algo tan importante como es empezar de nuevo con tu propia vida.

Yo empecé de nuevo con tan solo 24 años. A esa edad ya deduje que había algo en mi vida que no funcionaba bien.

Dejé todo atrás y acabé reiniciando mi propio sistema, decidiendo empezar de nuevo haciendo las cosas de manera totalmente diferente.

De eso ya hace unos cuantos años.

Ahora vivo en Sarajevo (Bosnia y Herzegovina) y me dedico a lo que mejor sé hacer en esta vida: enseño a mis alumnos a moverse por el mundo.

Dicen que en el fondo no hago más que enseñar español, pero en realidad les ofrezco una herramienta para reactivar sus vidas hacia el movimiento.

Esta entrada tiene el mismo objetivo que mis clases: quiero enseñarte cómo empezar de nuevo y dejar atrás una vida que hace tiempo que se detuvo.

empezar-de-nuevo-Sarajevo

Cómo la educación adecuada reinició mi vida

Soy uno de los muchos jóvenes que tuvieron que emigrar de su país porque no nos ofrecieron oportunidades.

Seguí al pie de la letra el contrato de vida que me habían ofrecido: invertí mi tiempo/dinero en educación y me esforcé en todo aquello que me dijeron que tenía que hacer.

Pero los resultados no llegaron.

Y esperé. Esperé 5 años y nada cambiaba.

Un día decidí dejar de quejarme y actué. Cambié todo aquello que no me ofrecía los resultados esperados.

Actué tan fuerte que me acabé marchando de casa y empecé a ofrecer mi talento y conocimiento en otro país.

Ahora me muevo por el mundo enseñando español.

Del mismo modo que la educación que había recibido no me llevaba a ningún lado, una educación basada en mis deseos y necesidades me llevó a moverme por el mundo.

Y es que la educación que recibes tanto te puede paralizar como ofrecerte la posibilidad de actuar y empezar de nuevo.

Esta es la historia que te quiero contar: cómo esta realidad está cambiando tan rápidamente que te está obligando a que tú también cambies todo lo que sabes.

Puedes esperar a que las instituciones cambien el paradigma. Pero también te puedes adelantar y cambiarlo tu primero a través de tu propio movimiento.

Para ello, olvida todo lo que te han enseñado y que hace tiempo dejó de funcionar. Debes hacer una gran renuncia dejando atrás todo lo que te ancla al pasado.

Quiero que reaprendas las nuevas reglas que se están asentando en esta realidad y te vuelvas a formar como individuo.
Debes aprender de nuevo a cómo reconectar con tu vida.

Esta nueva educación se basa en la libertad: tú eres único y tu talento no puede ocupar viejos moldes estrechos.

Tíralos a la basura y expande ese conocimiento y talento ofreciéndoselo al mundo.

Reinvéntate en una vida basada en tu propio movimiento.

Lo que nunca te han contado

El principal mal de este siglo es vivir en el estatismo.

Seguramente tú también lo padezcas. Pregúntate si en estos momentos te encuentras en alguna de estas dos situaciones:

  1. Eres consciente de que el mundo se mueve pero no sabes hacia a dónde se dirige tu vida.
  2. Quieres moverte pero te encuentras anclado a una vida que hace tiempo dejó de funcionar.

Cuando vivía en el estatismo, logré identificar tres anclas que limitaban mi vida. Seguramente tú sufras alguna de ellas.

Interiorízalas, modíficalas o suprímelas, haz lo que quieras pero que nunca te impidan moverte.

Ancla nº1: Un contrato de vida que necesita una revisión urgente

Todos nacemos con un contrato de vida. En el contrato hay diferentes cláusulas que te informan sobre cómo tienes que vivir.

En mi antiguo contrato de vida, había tres que decían:

  1. Tu educación académica será suficiente para obtener aquello que deseas.
    ¡Déjate la piel y la pasta en los estudios!
  2. Cómprate una casa y un coche y serás más feliz.
    ¡Hipotécate y consume!
  3. El objetivo de tu vida consiste en trabajar en algo que no te gusta hasta jubilarte.
    ¡Lo mejor de tu vida empezará cuando ya seas viejo!

El problema no son las cláusulas. Las cláusulas siempre se pueden modificar. Tu principal problema es que no sabes ni que firmaste un contrato al nacer ni dónde está ese contrato...

Existir existe, pero tienes que ponerte a buscarlo. Cada segundo de vida obedece a ese contrato; imagínate 30 años de vida siguiendo, a rajatabla, cada una de esas cláusulas que no te hacen feliz.

Encontrar y entender el mío me llevó un par de años. El único consejo para dar con el tuyo es seguir un doble proceso:

  1. Mirar hacia adentro: quién eres como individuo y qué quieres de tu propia vida.
  2. Mirar hacia afuera: quién eres en este mundo y qué quieres de él.

Mientras lo vas buscando, tengo que advertirte de que el contrato de vida tiene fecha de caducidad.

Dirás que es imposible, pero te aseguro que hay gente a la que le caduca el contrato y se va de esta vida arrepintiéndose de no haberse puesto a buscarlo.

No te quiero alarmar, pero yo empezaría ahora mismo, plantéate empezar de nuevo antes de que se te haga demasiado tarde.

Primero encuéntralo y después modifícalo.

¿Que no puedes modificarlo? Pues tíralo a la basura y sal allí a fuera a firmar uno nuevo, siempre estás a tiempo de empezar de nuevo.

Yo lo hice y sigo vivo.

Ancla nº2: Eres una etiqueta que bebe de una versión limitada de la vida

La mayoría de estos contratos iniciales te convierten en una etiqueta.

Naces libre pero te educan como etiqueta.

Soy profesor y no entiendo por qué narices el sistema educativo es una plantilla universal de conocimientos.

Ni me creo que todos seamos iguales ni que todos hayamos venido a este mundo a hacer lo mismo.

El principal problema es el siguiente: todos acabamos siendo etiquetas y, lo que es peor, nos lo creemos y actuamos como ellas.

¿Cómo puedes saber si eres o no una etiqueta?

Analiza tus quejas:

  • No tengo trabajo porque no hay trabajo en este país
  • Mi sueldo es una mierda y echo muchas horas porque es lo que hay.
  • No me han ofrecido ni me ofrecen perspectivas de futuro.
  • Es imposible empezar algo nuevo porque, simplemente, no se puede.
  • Mi libertad se reduce a los fines de semana o a las vacaciones de verano.

Hay muchas formas de vivir la vida y todas ellas son diferentes. No hagas como los demás, no bebas de la misma fuente que el resto del mundo.

Tu objetivo debe ser encontrar una diferente y beber de ella.

Y la única manera de encontrarla, es ponerte en movimiento: el movimiento genera oportunidades y las oportunidades te llevan a descubrir otras fuentes de las que beber el resto de tu vida.

Deshazte de esa etiqueta que te han impuesto.

Ancla nº3: La crisis desetiqueta dolorosa pero rápidamente

Si me hubieses preguntado qué pensaba de la crisis hace 5 años hubieses recibido una respuesta negativa.

Aquella respuesta no era mía, sino de una mini cláusula de mi contrato: como los demás se quejaban, yo también tenía que hacerlo.

Esta crisis guarda un gran secreto: te obliga a responsabilizarte de tu propia vida y a empezar de nuevo. Te dice claramente al oído:

Oye, cada uno de los pasos para los que te han educado han dejado de funcionar. Estás solo, así empieza a moverte por ti mismo.

La crisis es el mejor síntoma de un reinicio colectivo en el que tú estás obligado a participar.

Te ofrece la oportunidad de retomar el control de tu vida a cambio de unas obligaciones:

  • Te obliga a olvidar todo lo anterior y a reaprender otra vez.
  • Te obliga a reinventarte desde una perspectiva totalmente diferente de la vida.
  • Te obliga a buscar nuevos indicadores de certeza para guiar y estructurar a tu gusto tu propia existencia
  • Te obliga a salir de algo que no funciona para ponerte en movimiento hacia la incertidumbre.

Eso es el cambio. Quedarte más tiempo en algo que ha dejado de funcionar es absurdo.

Sí, da miedo.

Y también pereza.

Si no te molesta, no te quejes: la queja es la mejor expresión de quien no lidera su vida, de quien es tan sólo una etiqueta.

Arranca de una vez esa etiqueta que tanto te pica en el cuello y lánzate a la aventura.

empezar-de-nuevo-Cataratas-de-Vodopad

Cómo empezar de nuevo

El gran secreto es actuar y moverse.

El ser humano ha nacido para actuar. Lo que lo detiene a hacerlo no es principalmente el miedo.

Es el hecho de no sentir verdaderas ganas de hacerlo.

La educación que hemos recibido nos ha adormecido y no sabemos ni por dónde empezar.

Es un proceso largo y costoso. Yo tardé 5 años en despertar y todavía sigo con el cuerpo entumecido.

Te quiero ayudar a que te despiertes y empieces de nuevo a través de tres pasos.

Recuerda que tu contrato de vida tiene fecha de caducidad. No te arrepientas al final de tu vida.

1. RECHAZA todo lo que ya no funcione

Todo lo tangible tiene lugar en lo intangible - Ley de la creación - Sergio Fernández

Cualquier acción que quieras llevar a cabo, antes tiene que quemar y arder en tu cabeza.

Tienes que proyectarla en 3D con Dolby Surround en tu mente.

Proyectar el cambio en tu mente es difícil porque tienes que hacer frente al enemigo número 1:

El falso conformismo

Ésta es la nueva droga de la inacción del siglo XXI.

Te conformas con algo que con lo que en realidad no te conformas.

Imagínate que estás en el mar, nadando.

De repente la marea sube. Si antes el agua te llegaba hasta los hombros, ahora está casi al mismo nivel que tu nariz.

Respirar puedes seguir respirando. Pero ya no te mueves con tanta libertad. Has empezado a estar incómodo con la situación.

Incluso empiezas a pensar que si la marea sube un poquito más puedes acabar ahogándote.

Pero te da igual porque aún puedes respirar.

¿A quién le importa salir de allí cuando todavía es posible vivir una versión limitada de algo que antes era más abundante?

Aplícate este cuento en tu vida: si estás en una situación de insatisfacción, seguirás en ella si no estás 100% fastidiado.

Y ese es el gran secreto de las personas que cambian su vida: hacen algo en ella.

Lo proyectan con tanta fuerza en su cabeza que acaban saliendo del agua a pesar de que aún podían respirar.

Lo hacen porque saben que allí a fuera siempre hay algo mejor de lo que tienen, algo diferente para empezar de nuevo.

Ejemplos de falso conformismo

Echa un vistazo a tu vida y dime si vives alguna de estas situaciones:

  • Un empleo al que echas 10 horas de pura insatisfacción pero con fines de semana para descansar.
  • Un empleo estresante pero con un mes de vacaciones de verano para cargar las pilas.
  • Un empleo monótono pero con aparente estabilidad y buen sueldo.
  • Una vida de puro estrés pero con un viaje para desconectar y hacer muchas fotos.
  • Una deuda de la leche con la hipoteca pero con el sentimiento de riqueza y abundancia que se experimentar al poseer una casa.
  • Una deuda de la leche con el coche pero con el sentimiento de aparente libertad que se experimenta al disfrutar de tu propio vehículo.
empezar de nuevo bajo el agua

Si no estás con el agua hasta las orejas, estás totalmente programado para quedarte en esa situación toda tu vida.

De ahí que las crisis existenciales ayuden a salir adelante porque acabas tocando fondo.

Son tan dolorosas que el falso beneficio del pero desaparece.

El efecto droga se neutraliza de tu cuerpo.

Tu amigo número 1: Las mini-renuncias

No es necesario que vivas una crisis existencial.

Te sugiero que empieces a vivir pequeñas experiencias que te ayuden a proyectar el rechazo en tu cabeza.

Son experiencias que se empaquetan en formato mini y te acercan a dar el paso definitivo para empezar de nuevo.

Tienes un largo catálogo. Yo te sugiero que experimentes algunas como:

  1. Vivir un viaje exótico e inolvidable
  2. Realizar intercambio universitario
  3. Gozar de un año sabático
  4. Vivir una experiencia temporal de empleo en otro país
  5. Cambiar de trabajo
  6. Adquirir un nuevo conocimiento.
  7. Empezar un nuevo hobby.
  8. Ampliar tu círculo de amistades.
  9. Realizar un voluntariado.
  10. Participar en proyectos con grupos de personas con intereses similares

Las mini-renuncias son experiencias reales que suministran proyecciones reales de una vida que existe allí fuera.

Algunos de sus beneficios son:

  • Desconectar temporalmente con una vida que no te lleva a ningún lado.
  • Reconectar con la verdadera esencia del ser humano: una vida sin límites aparentes.
  • Bombardear tu mente, en pequeñas dosis, con proyecciones reales nacidas a partir de verdaderas experiencias.
  • Conscienciarte de que la vida es abundante y ofrece miles de alternativas de cómo vivirla que nunca te habían contado.
  • Proyectar una vida alejada de la etiqueta en la que puedes ser libre.
  • Almacenar recuerdos que serán lo último que te quedará cuando tu contrato de vida caduque para siempre.

Mi recomendación: invierte un fragmento de tu vida este año en experimentar alguna de estas mini-renuncias para empezar de nuevo

No te arrepentirás.

2. RENUNCIA y simplifica tu vida

Toda gran vida conlleva una gran renuncia - Zan Perrion

Llegará un momento en que tu cuerpo te dirá que es hora de moverse definitivamente hacia eso.

No habrá más distracciones. No habrá voces internas. No habrá comentarios externos que te impidan hacer tu gran movimiento.

Las proyecciones arderán en tu cabeza y nada te impedirá llegar a eso para empezar de nuevo.

Deberás empezar a simplificar tu vida renunciando a aspectos vitales.

Mi ejemplo de renuncia a través de la inmigración

Debes desprenderte de todo aquello que te impide moverte.

Para emigrar y empezar de nuevo, tuve que renunciar a:

  1. Mi familia
  2. Mis amigos de toda la vida
  3. El entorno en el que había crecido y nacido

Este es quizá el paso más doloroso de todos.

Es imposible cambiar si no renuncias a algo.

Sal de tu zona de confort

Estás en una zona cómoda de donde no quieres salir. Estás encerrado en un espacio donde tu acción se ve limitada.

Atrévete a ver qué se esconde fuera de tu zona de confort.

Si sales de ella verás un mundo lleno de alternativas y tus posibilidades serán ilimitadas.

Haz una gran renuncia e instálate en un nuevo círculo de confort en el que no veas límites.

Una vez que empieces a notar tu evolución y veas que la comodidad vuelve a tu vida, renuncia y busca un nuevo círculo.

Repite el proceso una y otra vez.

Conviértete en tu propio ave Fénix

Conviértete en un ave Fénix. Ten el poder de regenerarte cada vez que tu vida se obstruya.

empezar-de-nuevo-AVE-FENIX

El ave Fénix cambia de forma y de color, cambia tú también, haz renuncias para evolucionar.

Las renuncias más habituales que he ido encontrando a lo largo de mi vida para empezar de nuevo han sido:

  1. Una renuncia en el trabajo
  2. Una renuncia del círculo de personas más cercanas
  3. Una renuncia de estilo de vida.
  4. Una renuncia del entorno y hábitat.

La vida te obliga a que seas un ave Fénix en constante movimiento, la estabilidad ya no es lo que era...

Ahora empezamos a vivir la vida tal y cómo siempre ha sido: en continuo movimiento.

3. REACCIONA en la incertidumbre

Cuando les dije a mis padres y a mis amigos que me iba de casa para iniciar una nueva vida en el extranjero, concretamente a Bosnia, no se lo creían.

Lo tenía claro y nada me iba a impedir realizar esa renuncia.

Y di ese salto. Me metí de lleno en la incertidumbre.

La incertidumbre te obliga a empezar de nuevo

¿Sabes qué sucede cuando vives en al incertidumbre?

  • Te pasan cosas nuevas
    Te introduces en una nueva realidad
  • Conectas con cosas nuevas
    Te tienes que relacionar cada día con gente nueva
  • Comunicas y aprendes cosas nuevas
    Tienes que utilizar cada día una lengua nueva
  • Reaccionas.
    Tienes que entrar en un nuevo hábitat totalmente diferente del que habías nacido y crecido

No te voy a engañar: también tiene su lado negativo y existen los peligros.

Pero esos peligros no te destruyen, solo son obstáculos temporales en tu camino.

Tu espacio vital cambia. Cambia tan radicalmente que acabas reaccionando.

Experimentas el lado dulce de la renuncia: la libertad.

Esta libertad es amplitud de acción y, especialmente, de concepción de la vida.

Hay tantas cosas que puedes hacer y antes no podías, que, sin ser consciente, empiezas a liderar tu propia vida.

Por qué hay gente que nunca reacciona

La reacción sólo se puede producir tras rechazar y renunciar a algo que no funciona.

Pero nunca es inmediata.

Quiero que grabes en tu mente esta idea fundamental: si renuncias a una vida insatisfecha para luego acabar volviendo a ella, nunca reaccionarás.

Renuncias para salir de un estado vital que te oprime, que no te ofrece perspectivas de futuro y, para bien o para mal, eso significa vivir en la incertidumbre.

Pase lo que pase en este nuevo espacio, debe cambiarte la vida.

Debe ofrecerte la posibilidad de llevar a cabo acciones diferentes que te lleven a resultados diferentes.

Si no sucede nada de lo anterior, significa que ni rechazaste, ni renunciaste, ni se produjo ningún tipo de reacción.

Extra: el ingrediente secreto

El proceso anterior es todo lo que necesitas para empezar de nuevo y activar la máquina del cambio.

Pero necesitas seguir echándola gasolina para que nunca deje de funcionar y se pare. A esa gasolina la llamo el ingrediente secreto.

Es hora que te pongas a buscarlo si no quieres quedarte parado en los primeros metros.

Cómo encontrar tus ingredientes secretos

Tú objetivo es expresarte al mundo a través de tu identidad y de lo qué quieres hacer en esta vida.

Es imposible que descubras todo esto residiendo dentro de tu recinto.

Te lo voy a repetir otra vez: no puedes cambiar tu vida desde el mismo espacio que te oprime y te limite.

Es IM-PO-SI-BLE.

Debes renunciar a él para poder empezar a moverte.

Una vez renuncias a él, la reacción se produce y te lleva, poco a poco, al ingrediente secreto.

Mis dos ingredientes secretos: la educación y la conexión

Antes de renunciar y reaccionar, yo ya sabía que mi ingrediente secreto era la educación.

El problema es que no había activado la máquina ni había orientado este ingrediente a través de la filosofía de vida que te estoy explicando.

empezar-de-nuevo-seminario
En pleno seminario

Mi ingrediente no solo me permite moverme físicamente por el mundo, si no que me permite anclarme espiritual y existencialmente en esta filosofía de vida.

Soy un firme defensor de que gran parte del motor que origina el movimiento se encuentra en la educación.

Tan solo debes reorientarla hacia tu propio camino de vida.

Y ese es mi objetivo: enseño a los demás a que se muevan dentro de las nuevas coordenadas que está exigiendo esta nueva realidad.

Llevo esa posibilidad a las mentes de mis alumnos.

Les ofrezco una herramienta que les facilite el movimiento de sus ideas y de sus pasos por el mundo. Quiero que salgan del aula y conecten con la vida real que está allí a fuera y que es ilimitada, como tantas alternativas tiene la vida.

Quiero que se enamoren de mi cultura, pero también que conozcan su propia libertad y hagan del mundo un lugar mejor a través de su propia expresión.

El español les permite conectar con millones de personas, intercambiar ideas y regar cada día una vida para que nunca se seque.

El gran secreto se encuentra en estar constantemente en movimiento y conocer a personas que piensen igual que tú.

El movimiento individual genera ráfagas de aire, pero el colectivo genera tornados.

No dejes de conectar con personas que ya estén en movimiento si no quieres que tu propia vida se acabe secando.

Comenzar de nuevo es un proceso doloroso y largo.

A mí me llevó casi cinco años de crisis existencial ponerme en movimiento hasta que finalmente acabé reaccionando.

No existe la pastilla mágica. Sólo la consciencia de saber que tienes un contrato de vida que se consume y que cada segundo es una oportunidad para volver a retomar tu vida.

Despréndete de tu condición de etiqueta para un formato de vida que hace tiempo dejó de funcionar.

Retoma lo que siempre ha sido esencial en la vida del ser humano: la libertad de decidir hacia a dónde orientar tu vida.

Empieza olvidando todo lo que ya no funciona y te paraliza. Luego introduce en tu cabeza aquello que realmente sí importa y te pone en movimiento.

Estaré encantado en hablar contigo, intercambiar ideas o guiarte hacia adónde hayas decidido ponerte en movimiento 😉

Regalo

Tengo una cosa más que ofrecerte, en caso que te quieras suscribir a mi lista de correo para empezar a vivir con movimiento, te regalaré mi ebook Guía rápida para vivir con movimiento

Espero, al menos, haberte ayudado a levantarte del sillón para empezar a andar de nuevo.

¿Qué te ha parecido? Cuéntame tu opinión sobre este cambio de vida con movimiento o plantea tus dudas sobre el artículo y tanto Sergio como yo te las responderemos.

Por otro lado, ¿qué te parece este nuevo formato de artículos con escritores invitados? ¿Crees que te puede ser útil que otra gente, a parte de mi, cuente sus experiencias y consejos en Surfea tu Vida? Dame tu opinión 😀

¿Quieres tener tu propio negocio online?

Te enseño los pasos para que aprendas a validarlo con éxito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Surfea tu Vida te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Lloret Cerezo (Surfea tu Vida) como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. No se comunicarán estos datos a terceros. Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Surfea tu Vida) fuera de la UE en EEUU y acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Webempresa.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios tiene como consecuencia no poder atender tu solicitud. Podrás ejercer tu derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición al tratamiento de tus datos personales, en los términos y en las condiciones previstos en la LOPD dirigiéndote a la dirección de correo electrónico victor@surfeatuvida.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://www.surfeatuvida.com/, así como consultar mi política de privacidad. Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

24 comments on “Cómo reinventarte y empezar de nuevo una vida con movimiento”

  1. Simplemente increíble e inspirador este artículo, Sergio, ¡enhorabuena!
    Y muchas gracias a Víctor por traerle.

    Qué puedo decir que no se haya dicho ya. Seguir funcionando mediante paradigmas que ya no funcionan otorga resultados con los que la mayoría de nosotros no estamos de acuerdo; sin embargo, algunos se conforman pues "es lo que hay" (simplemente es pereza por cambiar, pues exige un esfuerzo) y otros aprovechan para cambiar y conseguir mejores resultados.

    La solución es sencilla de entender: para conseguir cosas distintas, debemos hacer cosas distintas y, por tanto, debemos ser personas diferentes. Y para empezar a cambiar solamente se necesita empezar a ver y pensar las cosas de diferente manera y actuar en consecuencia.

    En cuanto el análisis de las crisis, me ha recordado a lo que me dijo mi profesor de Economía un día: Las crisis hacen quebrar a las empresas más ineficientes y en su lugar surgen otras más eficientes. Si esto lo aplicamos a las personas, las crisis afectan más a las personas con paradigmas obsoletos y solo aquellos que sepan adaptarse a los nuevos tiempos podrán prosperar, o serán capaces de ver las oportunidades para prosperar.

    Y por último, en cuanto al ejemplo de estar nadando y que suba la marea, es exactamente lo mismo que les pasa a las ranas. Si a una rana la metes en un cazo con agua hirviendo hará todo lo posible por escapar; sin embargo, si la metes en un cazo con agua fría y vas calentando esta poco a poco, no escapará y morirá ahí.

    Si no eres consciente de lo que está pasando y no haces nada por escapar de esa situación, acabarás cocido.

    Felicitarte una vez más por este pedazo de artículo.

    ¡Un saludo!

    1. Buenas Raúl,

      me alegro que te haya gustado y gracias por las felicitaciones.

      Has remarcado tres cosas que considero claves:

      1- El cambio sin esfuerzo no se puede lograr, y esto se logra haciendo cosas diferentes y, especialmente, después de realizar una gran renuncia (algo que yo también llamo "grandes movimientos"). De ahí que sea tan difícil cambiar sobre todo cuando lo que realmente necesita uno en su vida es hacer un gran cambio pero se empeña en realizar pequeños parches que no le llevan más allá de la esquina de casa.

      2- Las crisis son cambios de paradigmas y hay que entender esto como un cambio inevitable que pasó varias veces antes y pasará varias veces después. Miramos hacia atrás y vimos que hubo cambios pero, por el contrario, nos negamos a aceptar que estamos viviendo en estos momentos ahora uno (de los grandes, por cierto) y, como partícipes de él, debemos movernos también. Como bien has dicho, las personas que se niegan a aceptar y a adaptarse a estos cambios sufrirán las consecuencias; no hay nada más idiota que creer que el mundo y la realidad en la que vive no se está moviendo ni se moverá o, incluso peor, poner todo nuestro empeño para para evitar que se mueva.

      3- La autoconsciencia es clave. Saber quién eres, qué haces y cómo lo quieres hacer. Nos sorprendería saber cuántas personas no son conscientes de quién son ni de por qué están gastando su vida en hacer cosas que no les interesa. Esto es un contrato de vida con una fecha de caducidad y cada día que pasa te estás acercando a ella. La introspección debería ser un ejercicio diario y obligatorio para todos. El mundo sería un lugar mejor si hubiera más personas con una mentalidad y consciencia clara de qué narices hacen en este mundo.

      ¡Muchas gracias por tus aportaciones y contribuir a un mundo con personas en movimiento!

    2. Gracias a ti por comentar.

      Para mi ha sido un placer presentar la historia de Sergio. Estoy pensando en ir presentando historias de personas que aporten valor y motiven a otros a cambiar su vida.

      Hay que eliminar los "es lo que hay" 😉

      Un abrazo

  2. GRANDE SERGIO!!!

    Me alegra verte por aquí, vaya pedazo de artículo, tienes toda la razón en todo lo que dices, hay que darle movimiento a la vida y aprender nuevas habilidades para poder disfrutar de este nuevo paradigma, me encanta que se lo enseñes a tus alumnos (ojala te hubiera tenido de profe).

    Gracias Víctor por traer a Sergio, k tal por Nicaragua? Dándole movimiento a la tabla no? jeje eso si k es vida.

    Un abrazo a los dos!

    1. Gracias David, aquí seguimos y seguiremos después de mis merecidas vacaciones.

      No creo que lo comente sea nada nuevo ya que de hecho esto es lo único que necesitas para el CAMBIO: rechazar lo que no funciona en tu mente, llevar a la realidad ese rechazo dejando atrás todo aquello y, una vez liberado, lo único que te puede pasar es que acabes reaccionando.

      Un placer seguir viendo que te sigues moviendo por este mundillo tan apasionante 😉

    2. Que tal tio? Pues por Nicaragua genial, estoy haciendo de todo: surf, buceo, selva, playa, montaña, volcanes... Ya lo contare mas adelante 🙂

      Yo estoy contigo, ojala se empiece a enseñar a pensar en lo que se quiere mas que a dirigir hacia lo que quieren "otros"

      Un abrazo

  3. Simplemente increible, potente, impactante y de gran ayuda. Me quedo con muchos de los "flashes mentales" del artículo, pero sobre todo con este: "no puedes cambiar tu vida desde el mismo espacio que te oprime y te limite".
    Está claro que nos protegemos en la queja externa para justificar el miedo a salir de nuestra zona de confort y experimentar vivencias nuevas.

    Enhorabuena Sergio por encontrar el camino que te hace FELIZ, y muchas gracias Víctor por compratirlo con nosotros.

    STV es una gran cascada de fuerza! Ilusionada por haberlo conocido y poder seguirlo.

    1. Hola Dalia, muchas gracias por tus palabras. Me alegro que hayas decidido seguir el blog y sobretodo que te sea útil 🙂

      Experimentar es lo que al final te hará ver qué quieres hacer y cómo quieres hacerlo, edo es lo que entiendo yo por movimiento, no conformarse y estancarse en la vida.

      Un abrazo, espero verte por aquí a menudo 😉

    2. Buenas Dalia,

      muchas gracias por el comentario.

      Tienes toda la razón y esa es la idea principal que quiero transmitir: si realmente necesitas dar un gran giro a tu vida, es imposible que puedas hacerlo desde el mismo lugar en el que te encuentras.

      En muchas ocasiones esta renuncia se puede traducir en un movimiento físico como el de la inmigración que realicé hace años (y continuo haciendo), pero hagas lo que hagas, el movimiento debe estar equilibrado al grado de importancia de aquello que quieras cambiar. Por supuesto, si lo que necesitas es cambiar tu vida, deberá ser una gran renuncia.

      Un placer ver que este artículo y blog puede ayudarte a ello 😉

  4. Gracias Víctor por presentarnos a Sergio y que haya podido compartir su historia con todos los que te leemos!! por supuesto considero fundamental salir de lo ya conocido y experimentar cosas nuevas. Está claro que la familia, nuestros amigos, el entorno al que estamos acostumbrados tira mucho y es lo cómodo. Cambiar nuestra realidad por un nuevo país, otro idioma y otras costumbres cuesta.

    Pero es fundamental salir de todo eso si nos vemos estancados y sin perspectivas de crecer o mejorar. Yo me encuentro un poco en esta situación y no termino de verlo claro. Madrid me encanta, pero paso de aceptar currar "de lo que sea" y resignarme a ir tirando sin más, prefiero vivir nuevas experiencias, conocer gente diferente y sentirme vivo al 200%.

    Me ha parecido muy interesante la idea de conocer a otros bloggers a través del tuyo, es algo enriquecedor para todos que nos permite conocer otras formas de vida.

    A disfrutar a tope surfeando en esas playas nicas !!

    Un abrazo a los dos, Fernando.

    1. Buenas Fernando,

      totalmente de acuerdo con lo que comentas. Emigrar a un país nuevo es un gran ejemplo de renuncia, aunque ni es el único ni es el que todos necesitan hacer para firmar un nuevo "contrato de vida".

      Esa fue mi renuncia y fue la que a mi me funcionó, pero te podría dar miles de ejemplos de personas (incluida la historia de Víctor) que han cambiado su vida cuando dejaron atrás todo lo que no funcionaba para empezar de nuevo. He estado estudiando durante varios años qué han hecho esas personas para poder vivir una vida bordada a sus deseos y todos han llevado el mismo proceso que comento en este artículo.

      Siempre llevaron algún tipo de renuncia, fuese del modo que fuese. El proceso que comento es, teniendo en cuenta las peculiaridades, diferencias de la vida de cada uno y la situación particular que se esté viviendo, siempre el mismo. Uno puede renunciar al trabajo de toda la vida, a la pareja de toda la vida, a las amistades de toda la vida... son renuncias en forma de ruptura de algo que es enorme y en el cual se ha estado interactuando demasiado tiempo a pesar de que no se quería seguir haciéndolo más. Cuando acabas tirando a la basura eso "enorme" que no te satisface se produce y la renuncia, y tras esa renuncia siempre acaba pasando "algo". Es totalmente imposible que no pase nada.

      En cuanto "currar de lo que sea" es un elemento que forma parte de un paradigma de ciertas personas que se encuentran cómodas viviendo una vida en la que la forma de ganarse la vida es secundario; son felices con otros aspectos vitales de esa vida y no hay nada de malo en todo ello (por mucho que nos choque). Ahora bien, hay ciertas personas (incluyo a todos los lectores de este blog) que vieron que ese elemento no funcionaba en su contrato de vida. De ahí que ahora busquen una solución a esa "cláusula" de un contrato que sienten que hace tiempo caducó.

      Sé que me has enviado un email comentándome tu experiencia pero todavía no he tenido tiempo de leerlo en profundidad. Ahora mismo me estoy instalando en Sarajevo tras mis vacaciones y estoy un poco ocupadillo. Tan pronto como pueda te echo un cable con esas dudas 😉

    2. Hola Fernando!
      Eso que comentas es la base para salir de la zona de confort y eso es lo necesario para poder dar un cambio. Moverte, ya sea físicamente o metafóricamente es la solución para hacerlo.

      El ejemplo de Sergio es bastante claro para entender que es posible y se puede hacer.

      Por cierto, ha ido genial por Nicaragua, un abrazo!!

  5. Me parece genial lo que acabo de leer?La verdad me dío la patadita que necesitaba para comenzar de nuevo. Aunque ya tengo 40 años ?Bravo!!!

    1. 40 años no son nada!!

      Una patada de estas a tiempo siempre viene bien, me alegro de haber sido yo el que la diera 😉

      Un abrazo y a por todas!! Ánimo!!

  6. Hola les escribo de Argentina, quería felicitarlos que gran aporte para esas personas que estamos perdidos, atravesando crisis, estancadas y sin rumbo. Definitivamente pueden hasta salvar vidas con éste blog, ustedes si que dan esperanzas. Ojalá superara mis miedos, limitaciones, y me anime a dar ese salto, creo que la vida o Dios me quitó todo lo antes me impedía hacerlo. Por ultimo quisiera saber donde puedo seguirlos o comunicarme vía e-mail, Gratitud y bendiciones para ustedes queridos hermanos.

    1. Hola Carlos,

      la vida tiene buenos y malos momentos. Que ahora estés viviendo una crisis es una prueba que la vida te ha puesto para superarla.

      Con esfuerzo y ganas todo es más fácil.

  7. Hola sergio tengo muchisimas ganas de irme a vivir a otro pais. Estoy muy apagada en mi vida y realmente necesito cambiat de vida. Tengo un trabajo fijo y un sueldo bueno pero nada me hace feliz soy de argentina. Y me gustaria irme a brasil a vivir otra experiencia . Me da mucho miedo dejar todo especialmente el trabajo. Noce como empezar otra ves en otro lugar

    1. Hola Sofía, debes buscar motivaciones ya sea en tu trabajo o en tu vida diaria. Si realmente crees que necesitas un cambio, primero ten un plan y piensa en como te vas a mantener sin ese sueldo y en cuanto encuentres algo viable plantéatelo seriamente.
      Igual puedes pedir una excedencia (permiso en el trabajo) para irte 1 año y poder volver al año siguiente.

      Busca tus opciones 🙂

Surfea tu vida con tu Negocio online

Vamos a darle vida a tu web

Soy tu diseñador web freelance de confianza, estoy especializado en WordPress y en Negocios online así que puedo ayudarte a crear la web de tus sueños para tu proyecto. 
¡Contáctame y hablamos!
QUIERO TRABAJAR CONTIGO

Sígueme la pista

Copyright © 2019 · Surfea tu Vida
Contenido a cargo de Victor Lloret. Todos los derechos reservados.

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram