Alerta roja: la depresión o síndrome post vacacional ya está aquí. Toma las riendas y ponle solución

Este año estoy notando mucho menos la depresión o síndrome post vacacional. Debe ser porque, como ya sabes, dejé de trabajar para empresas y empecé a trabajar para mi mismo. Sin duda el trabajar en algo que me gusta, en mi propio proyecto y buscando realizar mis objetivos es motivación suficiente para que esa depresión o síndrome post vacacional sea mucho menor que otros años.

Por cierto, ¿como le llamáis vosotros? ¿Depresión, síndrome, pereza de la hostia, mierda de trabajo 😛 o cómo? Menos mal que tenemos a los psicólogos que siempre tienen un nombre para cada problema y así nos sacan de dudas... y sino se lo inventan:

Un poco de humor no viene mal para encarar la vuelta al trabajo 😛

Depresión o síndrome post vacacional

El síndrome post vacacional, se puede definir como el estado que se produce en el trabajador al fracasar el proceso de adaptación entre un periodo de vacaciones y de ocio con la vuelta a la vida activa, produciendo molestias que nos hacen responder a nuestras actividades rutinarias con un menor rendimiento.Este síndrome hace referencia a un estado de malestar genérico, con síntomas tanto psíquicos como físicos, afectando principalmente a personas jóvenes, menores de 45 años. También estos síntomas pueden aparecer en niños ocasionados por la vuelta al colegio, después de las largas vacaciones de verano, aunque en ellos es menos frecuente sobre todo si el niño se encuentra a gusto en el colegio.

Suele ser más frecuente en los casos de que la persona esté siendo víctima de acoso ya sea escolar (bullying) o laboral (mobbing)

Fuente: Síndrome Post Vacacional en Wikipedia

Recuerdo perfectamente lo duras que eran las vueltas al trabajo para mi. Después de unas vacaciones, por cortas que fueran, me costaba varios días volver a ser productivo. Mis primeros días estaban llenos de pereza y desconcentración. Me costaba mucho centrarme en lo que tenía que hacer. Además, esto se sumaba a que no me apasionaba mi trabajo con lo que aún se alargaba más mi periodo de adaptación a la rutina laboral.

Los primeros días de trabajo tenía 2 pensamientos que ocupaban la mayor parte de mi tiempo laboral: por un lado cambiar de trabajo y por otro ver donde sería mi próximo viaje (no necesariamente en este orden). Tenía la cabeza más puesta en darle vueltas a lo poco que me gustaba estar ahí que en aprovechar el tiempo para trabajar duro.

En esos días mi evolución era la siguiente:

1.- Pensar qué tipos de trabajo fuera del mundo de la informática me gustaría probar, incluso podía buscar e inscribirme en alguna oferta que otra. Ya pensaba en salir del mundo de la programación pero no tenía claro donde enfocarme por eso la vuelta de las vacaciones suponía un soplo de aire fresco para buscar nuevas opciones. Nunca resultó...

2.- Pensar que lo ideal era cambiar de empresa y empezar a buscar empleos dentro del mundo de la informática pero haciendo otras cosas, otros puestos, otras tecnologías, algo nuevo que me diera la motivación suficiente para ser productivo. Alguna vez lo hice pero no fue una solución que me motivara más de unos meses...

3.- Finalmente dejaba de pensar en ello y volvía a centrarme en mi día a día.

Esta evolución podía durar tranquilamente 2 o 3 semanas...

Estos eran los efectos que tenía sobre mi el síndrome post vacacional. Por suerte a mi no me afectaba de otra manera, no me quiero imaginar si a mi estado de dispersión total se le sumaba algún otro síntoma como pueden ser el estrés, la ansiedad, el insomnio, la irritabilidad, la apatía o la angustia...

Si te afecta búscale solución

Muchos expertos nos dan trucos para superar el síndrome post vacacional. Ya habrás oído mogollón de consejos para que te afecte lo menos posible. Yo mismo en el próximo post te mostraré ciertas cosas que puedes hacer para llevarlo lo mejor posible. De todas maneras, a modo de spoiler, te voy a dar el consejo más importante si quieres dejar de sufrir (tanto) la famosa depresión o síndrome post vacacional:

Busca un trabajo que te apasione, que te guste, que te encante y que hagas a gusto. Recuerda que cuando uno se dedica a lo que le apasiona ya no tendrá la sensación de estar trabajando. Sin duda ésa es la mejor cura para el síndrome post vacacional.

Por si sigues con el síndrome te recomiendo que no te estreses, tomátelo con calma, no compares tus vacaciones con las de otros para no amargarte más y riéte un poco, esa es la mejor solución a todo.

Riéte y disfruta de cada día y si no te gusta tu trabajo, búscate otro 😀

Y a ti, ¿cómo te afecta la depresión o síndrome post vacacional? Coméntalo y compártelo con nosotros.

Si te ha gustado el artículo, lo ves interesante, te ha aportado valor o simplemente si crees que está bien compártelo con tus amigos y contactos en las Redes Sociales. ¡Gracias!

Soy Victor Lloret, diseñador web y emprendedor digital especializado en negocios online. Gracias a ellos he podido vivir 1 año de viaje y conseguir que todos mis ingresos vengan de Internet. Contáctame y te ayudaré a crear la web del proyecto que cambie tu vida.

¿Quieres tener tu propio negocio online?

Te enseño los pasos para que aprendas a validarlo con éxito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Surfea tu Vida te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Lloret Cerezo (Surfea tu Vida) como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. No se comunicarán estos datos a terceros. Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Surfea tu Vida) fuera de la UE en EEUU y acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Webempresa.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios tiene como consecuencia no poder atender tu solicitud. Podrás ejercer tu derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición al tratamiento de tus datos personales, en los términos y en las condiciones previstos en la LOPD dirigiéndote a la dirección de correo electrónico victor@surfeatuvida.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://www.surfeatuvida.com/, así como consultar mi política de privacidad. Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Surfea tu vida con tu Negocio online

Vamos a darle vida a tu web

Soy tu diseñador web freelance de confianza, estoy especializado en WordPress y en Negocios online así que puedo ayudarte a crear la web de tus sueños para tu proyecto. 
¡Contáctame y hablamos!
QUIERO TRABAJAR CONTIGO

Sígueme la pista

Copyright © 2019 · Surfea tu Vida
Contenido a cargo de Victor Lloret. Todos los derechos reservados.

¿Necesitas una web?
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram