Cómo descubrir si ha llegado el momento de cambiar de vida

Un cambio de vida es una de esas cosas que dan como acojone, ¿verdad? Cambiar de vida suena muy fuerte y muy radical pero a veces un simple cambio ya puede proporcionar el resultado buscado.

Cambiar de vida

¿Recuerdas esas situaciones en las que todo te ha salido mal, no has sabido qué hacer, has sentido que no estabas viviendo tal y cómo querías y necesitabas cambiar de vida?

Todos hemos tenido bajones de este tipo que nos han hecho replantearnos si nos hacía falta evolucionar o modificar ciertos aspectos de nuestro día a día pero, normalmente, acabamos por no hacer caso y seguir igual.

Es importante detectar si esas sensaciones son consecuencia de un bajón temporal o por contra son una constante en nuestra vida porque, si es así, sería bueno darle la importancia que se merece y buscar soluciones sin esperar a que "el tiempo lo cure todo".

¿Nos tomamos unos Mojitos?

Hostia, te he descolocado con esta pregunta eh 😛 (Aunque seguro que rápidamente has dicho que si...)

¿Por qué coño te hablo ahora de Mojitos si he empezado haciendo una reflexión súper profunda sobre la evolución personal y el cambio de vida?

Pues paciencia que pronto lo vas a descubrir.

Me imagino que habrás estado varias veces en algún local de cócteles. El típico local que acostuma a estar decorado con palmeritas y motivos hawaianos.

De esos que cuando pides un cóctel te lo sirven en un vaso muy raro con una pajita que mide entre 2 y 3 kilómetros.

Hablando de pajitas siempre me viene esto a la mente (no seas guarro) 😛

Hace varios años, quedaba para cenar cada jueves con mis amigos de la universidad. Ahora ya hemos espaciado más estas cenas pero antes era una cita fija semanal.

Al acabar de cenar solíamos ir a un local de estos a tomarnos una copita para terminar la noche.

Si has estado alguna vez, supongo que te habrás fijado en que la carta de estos locales es enorme. Tienen una gran oferta de cócteles con unas mezclas rarísimas de diferentes licores y zumos.

Cuando yo veo una carta con tantas opciones me acabo perdiendo, hay tanta variedad que nunca sé qué pedir. Eso mismo le pasaba a uno de mis amigos que siempre intentaba encontrar el cóctel ideal.

Siempre escogía uno diferente, a cada cual más raro, y para su desgracia siempre pinchaba en la elección. Nunca le acababa de gustar el que pedía, así que cada vez que pedía un cóctel malísimo ya era costumbre que nos descojonáramos de él.

Creo que te estoy dejando bastante loco porque no sabes donde quiero ir a parar, ¿no? Me gusta tenerte así de perdido

El juego del descarte

Cada vez que mi amgo elegía un cóctel que no le gustaba, descartaba esa opción para la semana siguiente. Por pura estadística, cada semana que pasaba tenía más probabilidades de dar con su cóctel ideal.

A decir verdad, creo que nunca llegó a encontrar ese cóctel ideal. Dejamos de ir antes de que acabara con toda la carta...

Yo por suerte si lo hice. También tuve una época oscura de probar cócteles a mansalva pero al final me di cuenta de que a mi el que me gustaba era la Caipirinha, por lo que después de mucho descartar cada semana me tomaba una Caipirinha riquísima.

La idea con la que quiero que te quedes es que: probar cosas está bien. Buscar lo que realmente te gusta y descartar aquello que no lo hace, es la manera de saber qué hacer con tu vida.

Este ejemplo de los cócteles puede ser patillero pero es muy gráfico para que te des cuenta de que si quieres cambiar de vida no puedes no hacer nada. Las cosas no cambian solas.

Si sigues haciendo lo mismo que has hecho hasta ahora, no cambiarás a mejor, seguirás igual. La vida es movimiento y hay que moverse para transformar las cosas.

La mejor manera de evolucionar es, sin duda, probar cosas nuevas hasta encontrar la ideal. Arriesgarse, atreverse, experimentar, investigar hasta encontrar aquello que te llene.

¿Cómo descubrí que necesitaba transformar mi vida?

Es posible que ya conozcas mi historia y pienses que soy un pesado contando siempre lo mismo, rollo abuelo cebolleta, pero creo que es importante que sepas cómo llegué a darme cuenta de que necesitaba un cambio en mi vida por si estás en una situación similar.

abuelo-cebolleta
Las historias del abuelo cebolleta

Como igual ya lo has leído alguna vez y no quiero aburrirte, te lo explico más rápidamente a modo de infografía.

Mi historia para cambiar de vida
Así mola más, ¿no?

Cómo puedes ver me tiré unos 7 años dentro de un bucle muy chungo, saltando de un trabajo a otro sin cambiar ni de sector, ni de tareas ni de nada. En todos programaba, una u otra cosa pero todos eran muy similares.

En este punto yo no estaba descartando y buscando lo que más me gustara, yo no me alejaba del camino que no me llevaba a cómo quería vivir porque aún no sabía cómo quería vivir.

El día que me di cuenta de que si seguía buscando trabajos iguales nunca iba a ser feliz fue el día que empecé a cambiar de vida. Esa cosa tan simple fue como una revelación para mi, había llegado el momento de empezar a pensar en cambiar radicalmente.

Parece fácil llegar a esa conclusión y tomar una decisión así pero te aseguro que no lo es.

Hice un pequeño cambio, encontrando un trabajo diferente, en el que aprendí un montón de cosas pero necesitaba un poco más. Tocaba hacer un descarte, dejar ese trabajo y apostar por mi para emprender mi propio blog.

Por el momento creo que he elegido bien, he encontrado mi Caipirinha y de momento no tengo previsto cambiar 😛

Ya sabes, moverse, probar, experimentar y siempre se está a tiempo de descartar y volver a empezar.

La importancia del cambio

¿Cuanta gente conoces que, siempre que te habla de trabajo, lo hace para criticar o para quejarse de él? Mucha, ¿no?

¿Te has preguntado si tú estás dentro de ese grupo?

Darse cuenta es complicado, no solemos escuchar a nuestro cuerpo y nos cuesta detectar esas alarmas que nos dicen que algo no va bien.

Deberíamos tomarnos más momentos para la reflexión, frenar un poco el ritmo y pensar si nuestro trabajo nos hace felices o si solo sirve para pagar nuestros gastos.

¿No sería ideal encontrar un trabajo que nos apasionara y que además nos pagara las facturas? ¿Por qué conformarse entonces simplemente con la mitad del premio?

Te voy a dar la respuesta: por comodidad. La comodidad y el miedo a arriesgarse es lo que hace que nos creamos el cuento chino de la seguridad y la estabilidad.

Eso es lo que hace que no escuches las alarmas que te manda tu cuerpo y ni te plantees que tú puedes conseguir lo que quieras.

La importancia del cambio está en volver a tomar las riendas de tu vida y elegir cómo quieres vivir y de qué manera lo vas a conseguir.

Igual cambiar de vida no es tan malo, ¿no?

Piensa si prefieres seguir tomándote un cóctel normalito que ni te va ni te viene o si prefieres encontrar el Mojito definitivo, ese Mojito con el que solo probarlo te mueres del gusto.

Antes de cambiar define tu vida ideal

Una vez detectes si quieres o no cambiar de vida, deberás decidir cómo y por qué lo quieres hacer.

En alguna ocasión ya te he hablado de que la solución al famoso no sé qué hacer con mi vida pasa por definir tu vida ideal.

Es un paso previo muy importante, saber cómo quieres vivir te acabará llevando a encontrar la manera ideal de ganarte la vida para llegar a conseguirlo.

Igual no lo crees pero te aseguro que si actualmente trabajas en una oficina de 8h a 19h de lunes a viernes y tu vida ideal pasa por vivir viajando 6 meses al año alrededor del mundo, hay algo que no estás haciendo bien...

Tu trabajo en la oficina no te lo permitirá nunca por lo que estás perdiendo un tiempo precioso para empezar a hacer acciones que te lleven a vivir tal y como tú quieres.

Y lo mismo pasa con cualquier otro tipo de vida que elijas, no tiene porque ser viajar. Igual lo que tu quieres es poder llevar a tus hijos al colegio, recogerlos, pasar la tarde con ellos y ser un padre o madre que pase muchas horas a su lado pero tu trabajo actual no te lo permite...

En cuanto definas tu vida ideal podrás empezar a plantearte qué acciones tomar y qué plan seguir para acabar llegando a ella.

Te recuerdo que te he preparado un ejercicio para definir tu vida ideal que te puede ser muy útil si no sabes ni cómo empezar a cambiar de vida:

Suscríbete y descárgalo gratis (botón secundario del ratón y dale a guardar enlace como). Si ya estás suscrito simplemente introduce tu email para desbloquear el contenido.

Descubre cómo quieres que sea tu vida ideal

Averigua si te hace falta un giro en tu vida

Una vez has definido tu vida ideal y ya la tienes en la cabeza... porque ya la tienes, ¿no? Sino te aconsejo que te pongas a trabajar en ello ¡ya!...

Bien como decía, una vez ya la tienes definida toca plantearse si vas encaminado o no hacia ella. Lo suyo es que ya estés caminando en esa dirección, trabajando en algo relacionado o que te enseñe herramientas para poder luego encontrar el trabajo definitivo que te lo permita.

Además de llevarte en esa dirección, tu trabajo tiene que gustarte. Ese es el premio del que te hablaba antes, un trabajo que te guste, ¡hay que ir a por todas tío!

Me voy a centrar mucho en el trabajo y en la vida laboral para llegar a tu vida idea porque nos pasamos gran parte de nuestro tiempo trabajando y es el que nos marca el tiempo libre que tenemos y el dinero del que disponemos.

Es a lo que vamos a llamar trabajo ideal, aquel que te va a permitir cambiar de vida y llegar a tu vida ideal.

Más adelante, cuando hayas decidido si necesitas un cambio de vida, tu siguiente paso será descubrir cual es tu trabajo ideal, pero ves por pasos, no te precipites demasiado.

Un trabajo ideal para cambiar de vida radicalmente

¿Tan difícil es encontrar un trabajo que supongo un cambio de vida para ti?

Ya hemos visto que un trabajo ideal te tiene que gustar y te tiene que llevar a tu vida ideal para ser perfecto y ayudarte a cambiar de vida pero, te voy a añadir una característica más para hacerlo aún más redondo: se te tiene que dar bien.

Hay que ser realistas, no podrás cambiar de vida si piensas en ganar dinero haciendo algo que no sabes hacer, por mucho que ese algo te guste.

Recapitulemos, ¿en que consiste un trabajo ideal que te permita cambiar de vida?

  1. Un trabajo que te guste
  2. Un trabajo que sepas hacer
  3. Un trabajo que te genere los ingresos necesarios para vivir tu vida ideal

¿Cumple tu trabajo actual estas 3 características? Si es que si enhorabuena, ¡¡no sabes lo afortunado que eres!! Lo tienes todo de cara para llegar a tu vida ideal.

Si es que no, y creo que la mayoría hemos estado o estamos en esa situación, deberás empezar a plantearte cambiar de vida para ganar en felicidad.

¿Estás actualmente en tu trabajo ideal?

¿Sueles deprimirte al llegar el domingo por la tarde pensando en que el lunes te toca trabajar?

¿Al despertarte el lunes para ir a trabajar ya estás pensando en que ojalá fuera viernes y no piensas en lo positivo que te puede traer la semana?

Si es así no te preocupes, tu cuerpo te está hablando y solo te pide que lo escuches. Éstas son solo 2 de las señales que te manda tu cuerpo diciéndote que algo no funciona, que algo pasa y que debes plantearte arreglarlo.

De éstas y otras señales que te dicen si te debes plantar un cambio, te hablo en mi ebook: 3 simples pasos para descubrir si debes cambiar tu vida. Si sufres varias de ellas significa que debes replantearte tu vida laboral.

Eso no quiere decir que la tengas que cambiar, simplemente replanteártela tal y como te propongo en el libro para luego decidir si seguir igual o cambiar de vida.

Algo no va bien

Tener problemas con o en el trabajo nos puede amargar la vida radicalmente. Nos pasamos un tercio del día trabajando y nos merecemos disfrutar mínimamente de él.

Ser feliz con tu vida laboral va a hacer crecer tu calidad de vida de una manera exagerada.

Como te decía antes, igual tu solución no pasa por dejar tu trabajo y buscarte otro, igual simplemente con reflexionar puedes encontrar la solución para modificar tu dinámica laboral para hacerla más agradable.

Eso también es un cambio en tu vida, no todos los cambios deben ser radicales. Cada uno elige su camino para acabar disfrutando de su vida ideal.

Si por otro lado, realmente has descubierto que no puedes seguir con tu trabajo porque no te gusta o no te lleva de camino a tu vida ideal, si que te recomiendo que hagas el ejercicio de pensar qué te llevaría hacia esa vida ideal.

Igual cambiar de vida es tu solución... Piensa qué profesiones, qué tipos de trabajo o qué proyectos podrías emprender que te llevaran a conseguir vivir de esa vida que sueñas.

Has detectado que algo no va bien por lo que hay que empezar a buscar soluciones. Es muy probable que pienses que con el tiempo mejorará la cosa pero si ahora te sientes así y no es algo puntual sino que llevas una buena temporada igual, te aseguro que irá a peor.

Algo no va bien...

No lo aplaces más y empieza a plantearte un cambio. Cambiar de vida o cambiar de trabajo no es malo, recuerda el juego del descarte.

Intenta pensar muy bien lo que quieres y ves a por ello, descarta este trabajo que no te aporta nada y solo hace que amargarte.

Ves buscando ese trabajo o planificando ese proyecto mientras sigues trabajando y en cuanto puedas dar el salto deja uno por el otro.

Apuesta por ti, encuentra tu camino y no tengas miedo de cambiar. El mundo está hecho para valientes, para la gente que se arriesga y para el que vence el miedo.

Piensa un poco más en ti y date la opción de equivocarte. Equivocarte es sano, no es un fracaso como nos quieren vender, es aprendizaje. Yo aprendí muchísimo de mis errores.

Aprendí los tipos de trabajo que no quiero, los valores que no voy a tener en mi proyecto y la manera en la que quiero enfocar mi trabajo.

También aprendí muchísimo de los cócteles con tequila que dan un asco que te cagas, si, ahora no tomo tequila ni que me maten 😛

Con todo lo que la he cagado ya debo ser un genio 😛

Experimenta, prueba, arriésgate, innova, investiga para cambiar de vida.

Conclusión

Aparte de que la Caipirinha es mi cóctel ideal, ¿qué quiero que te lleves de este artículo?:

    1. El cambio es bueno: hay que probar y probar para saber lo que se quiere
    2. Descubre si ha llegado la hora de cambiar: reflexiona y detecta si algo no va bien y si tu trabajo no es adecuado para ti
    3. Ten siempre presente tu vida ideal: todo lo que hagas tiene que tener un objetivo y una razón. Tu trabajo debe permitirte vivir como quieres y si actualmente no lo hace, te mereces un cambio de vida

Descárgate el ebook para descubrir si debes plantearte un cambio y cuéntame en la zona de comentarios como tienes pensado hacerlo o cómo ya lo has hecho, si es que ya has pasado por ese punto clave en tu vida.

¿Quieres tener tu propio negocio online?

Te enseño los pasos para que aprendas a validarlo con éxito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Surfea tu Vida te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Lloret Cerezo (Surfea tu Vida) como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. No se comunicarán estos datos a terceros. Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Surfea tu Vida) fuera de la UE en EEUU y acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Webempresa.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios tiene como consecuencia no poder atender tu solicitud. Podrás ejercer tu derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición al tratamiento de tus datos personales, en los términos y en las condiciones previstos en la LOPD dirigiéndote a la dirección de correo electrónico victor@surfeatuvida.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://www.surfeatuvida.com/, así como consultar mi política de privacidad. Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 comments on “Cómo descubrir si ha llegado el momento de cambiar de vida”

  1. Hola Víctor, este post toca la fibra de cualquier empleado, vivimos en un mundo que nos a educado para ser prescindibles, a ser una pieza más del sistema, en vez de enseñarnos a ser imprescindibles, y crear sistemas.

    Cómo tu dices, entrastes en un bucle, en el que sabías que había algo mal, y tu lo vistes claro cuando vistes la oportunidad de cambiar de vida cuando la empresa en la que trabajabas le empezó a ir mal, aprovechastes muy bien la oportunidad.

    En mi caso la empresa donde trabajo, es totalmente al contrario, no paran de contratar gente, cientos de personas! Así que me tengo que construir mi propio impulso externo.

    Al final, como tu dices hay que tener un objetivo y una razón, pienso que el objetivo siempre será mejorar y aumentar tus posibilidades en la vida, y no conformarse con el objetivo "standard" de trabajar hasta los 70 años (o más jeje) en un trabajo que no te hace vibrar.

    Un abrazo!!!

    1. Hola David,

      tienes razón en que yo tuve "suerte" de aprovechar una situación concreta para poder lanzarme pero pienso que las oportunidades hay que buscarlas. No van a aparecer si estamos sentados en el sofá sin pensar en movernos o cambiar.

      Y una vez se busquen y se encuentren, toca ser valiente y aprovecharlas. Como digo siempre cada uno tiene su manera de hacerlo y debe seguir un plan viable.

      Buscar el impulso externo ya es moverte, ese impulso, en paralelo a tu trabajo puede empezar a crecer y a darte la oportunidad de cambiar uno por otro y dedicarte al 100% a ello. Es una manera de buscar una oportunidad.

      Ufff hasta los 70 años, que pereza solo con pensarlo!

      Un abrazo crack!

  2. Buenas Victor,

    con este post confirmo lo que pensaba: compartimos la misma filosofía de la vida, incluso en nuestro background y en dar consejos y recomendaciones sobre como empezar a vivir realmente la vida.

    El botón que activa el proceso se encuentra en vivir experiencias. Aquí el problema no es tanto que se quiera o no se quiera, sino encontrar el cómo vivirlas. La mayoría de personas se mueren por liberarse mediante estas experiencias, pero no saben realmente cómo hacerlo. Yo siempre repito una y otra vez lo mismo: lo único que te hará libre en esta vida será vivir con movimiento, y lo único que lo accionará será empezar a vivir experiencias.

    De ahí nos lleva a la situación que expones. El mismo proceso que viviste y que explicas en la infografía es bastante similar al que yo viví. El límite que separa a las personas que viven y continúan en ese bucle y a las personas que salen fuera de él, es siempre el mismo: decidir experimentar el movimiento en sus vidas. ¿Cómo? Viviendo experiencias y, lo más importante, haciendo una gran renuncia.

    A partir de aquí ya podríamos irnos a otro punto que comentas: conformarte con la vida que tienes (es una obligación) que dejar atrás. Más que no conformarte con esa vida, se trata de no convertirte en un falso conformista. Conformarte con algo que no te permite, en sí mismo, conformarte con tu propia existencia es meterse de cabeza en ese bucle: no quiero continuar en esta vida porque es negativa para mi, pero continuo dentro de ella porque hay algo positivo que no quiero dejar atrás.

    En fin, me alegro encontrar a personas como tú que piensen de este modo 😉

    1. Hola Sergio,

      somos más pensando así de lo que parece, y muchos lo piensan pero aún no han despertado.

      Estoy totalmente de acuerdo con lo del movimiento, hay que experimentar, probar y descartar hasta encontrar lo nuestro.

      No hay que decir solo que no nos gusta algo, hay que luchar por cambiarlo.

      Un abrazo!

  3. Hola, Víctor, muchas gracias por tu artículo. Estoy de acuerdo al 100% con todo lo que dices. Yo me encuentro en una situación parecida a la tuya de hace unos años. Soy programadora informática y llevo años queriendo cambiar de trabajo y de vida, porque el que tengo no me gusta nada ni me aporta absolutamente nada. El problema es que aún no sé lo que quiero hacer, he hecho varios cursos y hasta un proceso de coaching para aclararme las ideas, pero no ha sido suficiente. Seguiré intentándolo, no me voy a rendir hasta encontrar el sentido de mi vida, eso lo tengo claro.
    Un abrazo.

    1. Hola Natalia!! Otra informática más que se une a buscar el sentido de su vida jejeje Creo que somos el sector que más fácil acaba despertando, igual es porque somos de los más puteados jejeje

      Yo te animo a que no pares de buscar y sobretodo de probar cosas. Al final probando es como uno encuentra lo que realmente le gusta hacer. Y no hace falta ser ya un experto para poder dedicarte a ello, se puede ir aprendiendo y haciendo camino hasta dar el salto definitivo.

      Un abrazo y si necesitas algo ya sabes donde contactarme 😉

Surfea tu vida con tu Negocio online

Vamos a darle vida a tu web

Soy tu diseñador web freelance de confianza, estoy especializado en WordPress y en Negocios online así que puedo ayudarte a crear la web de tus sueños para tu proyecto. 
¡Contáctame y hablamos!
QUIERO TRABAJAR CONTIGO

Sígueme la pista

Copyright © 2019 · Surfea tu Vida
Contenido a cargo de Victor Lloret. Todos los derechos reservados.

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram